Estás aquí: Inico
29 Junio 2017

Artículos

Qué ver

Viveiro2PUENTE DE LA MISERICORDIA
Conocido también como Puente Mayor, fue construido sobre la ría de Viveiro en el s. XV, bajo el reinado de Enrique IV. Recibe su nombre de la Capilla de la Misericordia, que se encuentra en uno de sus extremos, y a él le debe este municipio la denominación de “Puente de Vivario” con el que se le conocía en la antigüedad. Se cree que pudo haber sido levantado sobre uno anterior de época romana. Está construido en piedra de sillería y tiene 500 metros de longitud. Hoy en día, debido a las numerosas remodelaciones sufridas a lo largo de los años, tres de sus doce arcos iniciales permanecen soterrados por la construcción del malecón y, posteriormente, del muelle y los jardines.

PUERTA DE CARLOS V
También conocida como “Porta do Castelo da Ponte”, un auténtico arco de triunfo de estilo Plateresco Español. Se levantó en el s. XVI como homenaje al emperador Carlos V.
Consta de 2 cuerpos y azotea. En el cuerpo inferior se encuentran los escudos de Galicia y Viveiro, diseccionados, a ambos lados del arco de entrada. La parte superior ostenta el Escudo de Armas Imperial rodeado por el Toisón y la columnas de Hércules. Sobre él el busto de Carlos V con cetro y corona. El conjunto lo completan 4 medallones con figuras en su interior; las de la derecha de la puerta representan personajes masculinos y las de la izquierda son femeninos. Termina el conjunto con una artística cornisa horizontal y un parapeto, en el cual se abren 6 troneras y se alzan otras tantas almenas sobre las cuales se recortan bustos de guerreros o héroes. En la parte posterior está la imagen de San Roque, co-patrono de la Ciudad.
En 1942 fue declarada Monumento Histórico Artístico Nacional.

PLAZA MAYOR
Centro neurálgico de la ciudad. En ella se encuentra la figura de Nicomedes Pastor Díaz; escritor y político viveirense, considerado uno de los mejores poetas del s. XIX. Este monumento se inauguró en el año 1891.
Entre los edificios más representativos se encuentra la antigua Casa Consistorial coronada por un artístico reloj de sol. La casa de la farmacia fue hasta el s. XIX la antigua Casa Rectoral de Santiago, como deja constancia la cruz sobre el tejado. El “Canto de Santiago” (enfrente), nos recuerda el lugar donde estuvo ubicado el templo del mismo nombre.

FACHADA DE LA CASA DE LOS LEONES
Situada en la calle Pastor Díaz nº 12, esta bella casa es conocida con ese nombre por los dos leones que sujetan el escudo de la puerta principal. La fachada (es lo que se conserva del antiguo pazo urbano del mismo nombre), de estilo Tardo-Renacentista, del s. XVII; sobresale por la elegancia de sus líneas, su armoniosa construcción y el artístico escudo de armas que ostenta. El Escudo es de estilo Barroco, considerado una verdadera obra de arte por la complejidad y calidad en el labrado de las figuras que en él aparecen.

“PORTA DA VILA”
Entrada principal a la villa por la antigua calzada romana. Es del s. XIII; en su parte exterior todavía puede verse parte de la antigua muralla.
Hay una inscripción que reza: “ERA: M:CC:LV: IN TEMPO AF:”. Que significa: ERA 1255 (año 1217)  en tiempo de Alfonso (del rey Alfonso IX de León).
La imagen del Santo Cristo del Amparo del s. XVIII, pero el camarín que los guarda es actual, s. XX, obra del escultor José Otero Gorrita.

GRUTA DE LOURDES
Anexo a la entrada del la Iglesia de las Concepcionistas está la Gruta de Lourdes, que es una réplica casi exacta a la que hay en Francia. La imagen de la Inmaculada es  muy venerada por los viveirenses, siempre está llena de velas y “ex votos”.
El creador de este facsímil de la Gruta de Lourdes fue el sacerdote D. José Pérez Barreiro.

CONVENTO DE LAS CONCEPCIONISTAS
Situado en la parte alta de la ciudad. Fue mandado construir por Doña María de las Alas Pumariño en el s. XVII. Su estilo Barroco contrasta con el ábside románico de Santa María, lo que  hace que sea  una de las zonas más bellas del casco antiguo.
El Monasterio consta de planta baja y varios pisos, al fondo tiene una extensa huerta que llega a las viejas murallas y a la Puerta del Vallado. Desde su fundación está regido por Religiosas Franciscanas Concepcionistas.
El interior de la iglesia consta de una nave con bóveda de medio cañón, cuatro arcos torales sostienen la airosa cúpula. Se puede admirar el retablo Mayor de la Santísima Virgen (obra de Magariños de 1910) y los retablos laterales, así como los sepulcros que hay delante del altar mayor.

IGLESIA DE SANTA MARÍA DEL CAMPO
Románica de la segunda mitad del s. XII. Es una de las más puras y completas iglesias urbanas de Galicia.
Dos torres análogas flanquean la entrada al templo: la Torre de las Campanas (s. XIX) y la Torre del Reloj (Barroca, s. XVIII). El interior de la iglesia es de planta basilical, con tres naves separadas por columnas de altura y grosor poco frecuentes. Destacan las capillas de San Gregorio (s. XV) y la del Rosario (s. XVIII), y en el tímpano de la Puerta Norte la talla gótica policromada de Las Angustias, del s. XVI y que hasta el s. XIX estaba en una de las puertas de la antigua muralla. En el Altar del Amor Hermoso encontramos reliquias de Santos Mártires, traídas de Roma en el s. XVI por el Jesuita viveirense Juan García Junceda. Mención aparte merece la magnífica Cruz Procesional del s. XVI, de forma flordelisada y follajes platerescos.
Su ábside es semicircular con tramos rectangulares, separados por columnas entre las que se abren 3 artísticas ventanas.
La iglesia y su entorno están declarados Monumento y Conjunto Histórico Artístico.

“CALEXA DAS MONXAS”
Es como vulgarmente se denomina a la Calle María de las Alas Pumariño. Típica calle de traza similar a las toledanas.

“PORTA DO VALADO”
Aunque para algunos autores tiene origen romano, se considera románica del s. XIII. No hay inscripción alguna, pero es de las mismas características que Porta da Vila, aunque de menores proporciones, por lo que debía ser una puerta secundaria de acceso al monte.
En el entorno hay una zona arqueológica con restos de la antigua muralla y viviendas medievales.

CALLE DEL MURO

Estrecho pasadizo que formaba parte del adarve de la antigua muralla. Se la considera una de las calles más estrechas de España tiene una anchura de 1’5 a 2 metros.

IGLESIA DE SANTIAGO-SAN FRANCISCO
Situada fuera del antiguo recinto amurallado, la iglesia perteneció al convento fundado en el s. XIII por los padres franciscanos. La iglesia y el convento forman un bello Conjunto Artístico Nacional.
El Templo actual construido en el s. XIV, es de estilo Ojival y tiene planta de cruz latina. En el claustro (s. XVIII) se conservan una puerta de la primitiva construcción románica del s. XIII y 3 hermosos arcos románicos (descubiertos en 1945) y que actualmente albergan la imagen procesional de El Prendimiento. Su ábside está considerado como uno de los más bellos ejemplares de este estilo en Galicia. De visita obligada son las Capillas de San Ildefonso, del s. XIV, la cual  pertenece a la antigua construcción del templo; es de  estilo Ojival y con bóveda de crucería. Posee un bello retablo renacentista traído por D. Juan Dutton y Aguiar desde los países nórdicos y que pertenecía al desaparecido convento de Santo Domingo. Actualmente está instalado el baptisterio. La  Capilla de la Orden Tercera, destaca por su retablo, de estilo Barroco, del s. XVIII, donde se venera a la Dolorosa; así como por los grupos procesionales que en ella se guardan. Existen varios sepulcros en toda la iglesia sobresaliendo en la nave principal los Sepulcros de la Beata Constanza de Castro y de D. Nicomedes Pastor Díaz.

Siguiendo el recorrido, pero ya por las afueras del casco antiguo podremos visitar:

LA CAPILLA DEL ECCE HOMO
Fue fundada en el s. XVII por D. Rodrigo Alonso Alfeirán; es de estilo Herreriano. Aquí se encuentra el Ecce Homo imagen muy venerada por los viveirenses y sobre todo por los hombres del mar. El primer viernes de Marzo  se celebra en esta capilla el día de las Tres Gracias (arraigada tradición popular en la que se formulan al santo tres deseos).

EL CONVENTO DE VALDEFLORES
Situado en Xunqueira donde, según la leyenda apareció enterrada una imagen de la Virgen, una hermosa talla de alabastro policromada. El convento data del s. XIV con trazas románicas y ojivales, destaca el cruceiro de piedra y su conjunto artístico. Conserva una interesante hornacina con la imagen de Santo Domingo. Está regido por religiosas dominicas de clausura. Las monjas elaboran típicos dulces artesanales y deliciosas tartas y turrones.

LA IGLESIA DE SAN PEDRO
A 5 Kilómetros de Viveiro, en la parroquia de San Pedro encontramos esta hermosa iglesia románica declarada Monumento Histórico Artístico Nacional. Es el monumento más antiguo del municipio. Al parecer fue construida en el s. VI y reedificada a mediados del s. X. Posteriormente, en los siglos XII y XVII, fue ampliada y reformada.